CASOS
DE ÉXITO

No sólo la tecnología está cambiando el mundo legal…

24 noviembre, 2016
#bealster

Para la mayoría de aquellos que nos desempeñamos en la industria de servicios legales, debiese resultar evidente el nivel de las nuevas tecnologías emergentes y cómo aquellas están impactando y transformando la industria.

No obstante lo anterior, no es sólo la tecnología la que ha obligado a muchos estudios jurídicos a reinventar su modelo de negocios, sino además factores demográficos, actitudes, estilos, formas de vida, restricciones de costos, entre otros.

En primer lugar, cabe destacar que por primera vez en la historia nos enfrentamos a una fuerza laboral multigeneracional, es decir, cuatro generaciones están hoy trabajando paralelamente; la Generación Silenciosa, los BabyBoomers, la Generación X y Generación Y (o Millenials). En la industria legal, donde muchos abogados se retiran de manera tardía, esto representa un tremendo desafío para las firmas que deben buscar la manera de balancear brechas generacionales que pueden llegar más allá de 50 años entre colaboradores. Lo mismo ocurrirá el día de mañana con la entrada al mercado de un quinto jugador: la Generación Z, la cual continuará transformando y revolucionando las dinámicas del mundo laboral.

Otro factor que está cambiando el mercado laboral, es la búsqueda constante de un equilibrio entre desarrollo profesional y la vida personal/familiar. Las generaciones X e Y valoran de sobremanera un trabajo donde puedan compatibilizar sus intereses personales con el desarrollo profesional. Ambas generaciones quieren trabajar en empresas que entiendan que su vida personal es tan relevante como la laboral, por lo quebuscan trabajar para compañías que respeten horarios de salida, períodos de vacaciones, fines de semana y que promuevan sus actividades extracurriculares. Los Millenials van aún más allá que su generación antecesora, pues en su mayoría consideran que los horarios fijos son enemigos de la motivación y creatividad. Así, quienes lideramos empresas, hemos aceptado el desafío de adoptar nuevas maneras de trabajar, donde conceptos como flexibilidad horaria, teletrabajo, trabajo part-time, freelancers y oficinas virtuales son parte de nuestra oferta.

El outsourcing o externalización de servicios es otro factor que ha cambiado el mercado. Las empresas de hoy buscan eficiencia y optimización, lo que conlleva una presión constante en hacer más por menos. De esta manera, muchas empresas están externalizando sus servicios legales a organizaciones creadas y diseñadas para esos fines, donde las metodologías de pago de facturación por hora se encuentra en franca retirada. De hecho, dicha modalidad de honorarios es hoy catalogada como la antítesis de la eficiencia. En consecuencia, cada día somos más los que hemos implementado modelos alternativos de facturación que empatizan con la realidad y expectativas de los clientes y evitan traspasar ineficiencias estructurales al precio. Es así como logramos maximizar el valor que entregamos a nuestros clientes y construimos con ellos relaciones de largo plazo.

También es destacable la tendencia de conciencia ecológica, donde iniciativas legales “verdes” están impactando el negocio y la práctica legal. En respuesta al calentamiento global y a clientes con declaradas políticas de sostenibilidad, los estudios jurídicos están estableciendo incitativas verdes que reducen gastos, huella de carbono y promueven la responsabilidad social. Asimismo, las leyes medioambientales van en aumento y muchas firmas están estableciendo nichos de sub prácticas en comercio justo, energías renovables, construcción sustentable y cambio climático.

Por último, las políticas globales orientadas a la diversidad, la inclusión, la equidad de género, entre otras, se han hecho cada día más relevantes para las empresas a quienes prestamos servicios, motivo por el cual no considerar alinearse con esa tendencia constituye claramente un error. Hoy, incluir políticas positivas que fomenten la inclusión social, la diversidad religiosa, la incorporación de minorías étnicas, entre otras medidas similares, es cada día más valorado y, prontamente, no será sólo valorado, sino exigido.

En conclusión, si bien la tecnología ha impactado de manera fuerte y profunda a nuestra industria, también lo han hecho otros factores exógenos. Por lo que para permanecer vigentes debemos observar, escuchar y entender el entorno y ser conscientes de que debemos adaptarnos a la realidad. En AlsterLegal elegimos ese camino.

Andrés Jara B.

Socio Fundador

Alster Legal

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Descarga nuestro ebook “Legaltech” y descubre en qué consiste y por qué considerarlo para la ...

LEER MÁS

En Alster promovemos la profesionalización de la gestión de departamentos legales. Uno de esos elementos ...

LEER MÁS

Para lograr cualquier transformación, el primer paso es enfocarse en las personas, por ello publicamos ...

LEER MÁS

Descarga nuestro ebook “Transformación digital en el sector legal” y descubre: ¿En qué consiste? ¿En ...

LEER MÁS