Legaltech: ¿Una solución contra la corrupción?

Hoy podemos observar que nuestros países presentan altos índices de corrupción[1] y es cada vez más difícil combatirla.

La corrupción es como ese vecino que lleva años viviendo en frente de tu casa, pero que tratamos de evitar para proteger a nuestras familias de posibles daños o agresiones, y no sabemos cómo hacer para que se vaya. A su vez el legaltech, es como el vecino nuevo, lo juzgamos de inmediato por sus ideas innovadoras e incluso disruptivas, hasta que lo conocemos y queremos que sea nuestro mejor amigo.

En este vecindario, el vecino nuevo “legaltech” despierta en el vecino desagradable “corrupción” una profunda incomodidad, cuya reacción es crear pánico colectivo para no perder el control de la comunidad que tanto tiempo ha venido vulnerando, generando así, más inseguridad, incertidumbre y desesperanza, pero que podría terminar con un final feliz si todos pusiéramos de nuestra parte y nos involucráramos.

Lo que vemos personificado en un vecindario en los párrafos anteriores, es lo que ocurre con la corrupción. Hemos tomado la actitud del mal menor, creyendo que “más vale diablo conocido que diablo por conocer”, toda vez que hacemos caso omiso a los distintos mecanismos que utilizan algunas personas dentro de las instituciones públicas y privadas para verse beneficiados, ya que al menos sabemos que llegan hasta un “límite” y cualquier otro podría ser peor. Esto podría cambiar, por lo menos desde mi punto de vista.

Tenemos una gran oportunidad de eliminar la corrupción, sin violencia y por medio de la innovación legal. El último tiempo han aparecido innovadores mecanismos que velan por la transparencia y certeza jurídica en las relaciones humanas, como son por ejemplo los contratos inteligentes (Smart contract)[2], en que el sistema hace cumplir y ejecuta las obligaciones prometidas en el contrato, sin necesidad de recurrir a mediadores o tribunales.

Ideas como la mencionada, utiliza una tecnología llamada “Blockchain”, cuya importancia es la eliminación de intermediarios, el consenso y el almacenamiento de la información en “una cadena de bloques”, pasando a ser inmutable y permanente. Con este antecedente y volviendo al ejemplo del vecindario, significa que cada uno de los vecinos maneja la misma información y todos tienen acceso a ella, lo que hace difícil que el vecino no deseado pueda manipularlos a todos.

Hoy en día, nuestros gobiernos e instituciones se han convertido en ese vecino que no nos da confianza y que nos quita la calma, toda vez que la falta de transparencia en sus procesos, llevan a favorecer a unos pocos y perjudicar a muchos. El legaltech sería una oportunidad para poder conseguir una mejor utilización de recursos tanto humanos como económicos.

Si permitimos mezclar tecnología e innovación legal, podríamos lograr que el bien común sea una realidad y no una ficción. El legaltech nos permitiría, como en ejemplos anteriormente señalados, dar certeza a las fechas acordadas, al contenido estipulado y a los acuerdos logrados, reduciendo en parte aquellas formas de corrupción como el uso de información privilegiada, la evasión fiscal, las extorsiones, los fraudes y la malversación, entre otras muchas que podemos encontrar en las relaciones humanas debido al incumplimiento de la palabra empeñada.

Como abogadas y abogados, tenemos la responsabilidad de ser un aporte real a la sociedad, entregándoles las herramientas para que entiendan la importancia de los derechos y deberes que les corresponden y así poder facilitar el acceso a la justicia, evitando que los privilegios mal utilizados sigan contaminándonos. 

[1] https://www.cesla.com/pdfs/Informe-de-corrupcion-en-Latinoamerica.pdf

[2] Revisar https://ethereum.org/en/developers/docs/smart-contracts/ para saber más.

 

Tecnología e Innovación en el área legal: Una nueva mirada para los desafíos.

Actualmente vemos y conocemos nuevas tendencias en el mundo legal, en donde nos encontramos adaptándonos a las nuevas necesidades día a día, tanto de las mismas empresas como también de los propios clientes. El consumidor actual busca inmediatez y soporte de calidad, independiente sea la industria, siempre se sentirá cómodo en donde el trato sea fluido y le entreguen respuestas en un corto plazo.

En este punto hemos de ahondar, ya que la tecnología es uno de los motores de cambio en esta nueva era de transformación digital que estamos presenciando. Por otra parte, el abogado y las firmas que se dedican a la actividad legal, han tenido que verse empujadas a esta realidad, que si bien sabíamos que era algo que vendría con el pasar del tiempo, nunca imaginamos que sería un aterrizaje forzoso y de alto impacto. Por lo tanto, entendamos que hoy el equipo legal necesita estar a la vanguardia y volverse “tecnológicos”, sólo así podremos ser capaces de cumplir con las exigencias del mercado.

¿Alguna vez imaginaste que se mezclaría la tecnología con los asuntos legales? Es algo que se creía imposible o bien ni se pensaba, ya que el sector legal no ha sido caracterizado en la historia por aplicar avances en innovación, pero hoy es más que posible y una realidad concreta. En Estados Unidos y gran parte de Europa se comenzó la práctica del “Legaltech” hace ya más de 30 años, entendiendo por “Legaltech” la aplicación de tecnología para proporcionar soluciones legales.

Latinoamérica no está exenta de esta situación y ha ido adoptando la práctica de la tecnología aplicada al área legal en los últimos 15 años, tomando como ejemplo a las diferentes compañías anglosajonas que han sido capaces de transformar los procesos legales, llevándolos a un sistema tecnológico y permitiendo automatizar documentos legales, siendo capaces de optimizar los tiempos tanto de respuesta como de trabajo. En Latinoamérica; Chile, México y Brasil son los más activos en esta práctica y se llevan una parte importante de participación de mercado en la actualidad, también podemos reconocer países como Perú y Colombia sumándose cada vez más rápido en esta carrera, sin duda estamos ante una situación evolutiva y natural de la transformación digital.

No obstante, debemos considerar como la pandemia del COVID-19 que se ha visto propagada a nivel mundial, ha acelerado los procesos digitales, obligando a las empresas a adaptarse a toda costa a un sistema que les permita mantener la continuidad del negocio, y es en ese punto donde es preciso hacer énfasis en la necesidad particular que están teniendo los equipos legales hoy en día.

Wolters Kluwer, empresa de servicios de información holandesa estadounidense, realizó una encuesta llamada “2020 future ready lawyer”, en donde se han levantado datos relevantes basados la examinación de tendencias actuales en el sector legal y qué tan bien preparadas se encuentran las organizaciones para permitirles impulsar un mayor rendimiento.

Algunos hallazgos claves de la encuesta se enfocan en como los abogados ven la tecnología como el principal motor de desempeño, particularmente ligándolo hacia la productividad. En efecto, la creciente importancia de LegalTech es la tendencia principal para el 76% de los encuestados, en donde se encuentran grupos de abogados de compañías, bufetes y firmas de servicios alternativos legales.

Sin embargo, también se revelaron una serie de tendencias que se espera que estas afecten a las organizaciones en los próximos tres años, en donde, la tecnología ha sido la primera en la lista:

  • Importancia en el crecimiento de la tecnología legal: 76%
  • Cumplir con las expectativas cambiantes del cliente/liderazgo: 74%
  • Énfasis en la eficiencia / productividad mejoradas: 73%
  • Capacidad para adquirir y retener talento: 73%
  • Hacer frente al aumento del volumen y la complejidad de la información: 72%

Considerando estos datos, entendemos que el mercado legal vive constantes cambios y es necesario ser proactivos más que reactivos al momento de identificar las necesidades que está teniendo los equipos legales con relación a sus demandas.

En Alster, como parte de la consultoría legal que hemos implementado en algunos de nuestros clientes, se han levantado datos relevantes que se alinean a lo descrito por Wolster Kluwer, por ejemplo hemos obtenido hallazgos, independiente la industria de la compañía, en donde los equipos legales internos son pequeños considerando la magnitud y cantidad de trabajo que pueden llegar a tener y eso en la realidad, considerando todos los cambios que vivimos en este mercado, es poco para poder abarcar y por sobre todo, obtener un trabajo de calidad. La tecnología puede ayudar, pudiendo así incorporar un sistema que les permita agilizar el proceso de documentación legal y manejo de asuntos, mejorando así la capacidad de liderazgo de los equipos legales al momento de compartir esta información con las demás áreas de manera transversal.

Junto con ello, Alster ha desarrollado una unidad enfocada al uso de tecnología llamada Alster Technology, en donde gracias a los hallazgos y diagnósticos que hemos podido levantar a lo largo de la historia con nuestros clientes, han sido la clave para poder solucionar aquellos dolores que viven los equipos hoy en día en esta materia. A través de plataformas tecnológicas es que podemos apoyar a las empresas a automatizar su trabajo y permitirles a los abogados hacer lo mejor que saben hacer, ser abogados y, asimismo, dándoles espacio de convertirse en un socio estratégico de su organización y no perder gran parte de su tiempo en tareas administrativas.

Te invitamos a conocer en detalle nuestras soluciones tecnológicas para equipos legales AQUÍ.

Para mayor información puedes escribirnos a contacto@18.209.34.37 para conocer la plataforma y solicitar una demo gratis.

Un plan a medida, la clave para lograr grandes resultados

Alster realizó una consultoría de servicios legales en el grupo de empresas Socofar. Sergio Rojas, gerente de Asuntos Corporativos de la firma, cuenta cómo fue el proceso de cambio y los resultados.

Hace alrededor de dos años, en el grupo de empresas Socofar surgió la necesidad de hacerle frente a un nuevo desafío: renovar el modelo de gestión para centralizar todos los servicios legales en una misma consultora y no en varias, como lo venían haciendo.

Con este objetivo en claro, se dispusieron a buscar una consultora para llevar a cabo la tarea. Sin embargo, en un mercado saturado de opciones, la búsqueda no fue sencilla.

Finalmente se inclinaron por el producto Legal Management Consulting de Alster.
¿El motivo de la elección? Alster reunía dos pilares que consideraban fundamentales para esta nueva etapa: una consultora dirigida por abogados que, además, contara con un excelente manejo de las plataformas tecnológicas. “Esto fue lo que más nos atrajo y, por eso, optamos por Alster”, recuerda Sergio Rojas, gerente de Asuntos Corporativos de Socofar.

Un plan a medida

Una vez detectado el problema, se elaboró un plan de acción personalizado y acorde a las necesidades de la empresa. La misión era facilitarle al área legal la identificación de oportunidades de mejora, mediante la innovación y el análisis de su propia información, simplificar la forma de trabajar y enfocarse en ser socios estratégicos que le agregaran valor al negocio.

“Alster trabajó estratégicamente y en tiempos razonables”, destaca Rojas. Aclara que, si bien los procesos requieren tiempo para incorporar nuevos hábitos y aprendizajes, sobre todo aquellos relacionados con tecnología, los buenos resultados aparecieron rápidamente.

Convicción + claridad + trabajo en equipo

Para Sergio Rojas, las claves del éxito de este proceso fueron, en primer lugar, tener la convicción de querer hacer un cambio. En segundo lugar, contar con objetivos claros y, en tercer lugar, llevarlos a cabo con un gran trabajo en equipo.

El gerente concluye: “Alster realizó un trabajo a medida, logró entender nuestros objetivos, nos brindó un valor diferencial y nos acompañó de cerca durante todo el proceso de cambio”.

Sumar un recurso externo, a la altura del desafío

Mercado Libre Chile contrató el servicio Flexible Legal Talent de Alster. Marcela Ortiz, gerente legal, cuenta cómo fue la experiencia y los resultados.

El equipo legal de Mercado Libre en Chile tenía una necesidad clara: encontrar a una persona externa con la experiencia suficiente para empezar a trabajar inmediatamente, y la flexibilidad para hacerlo en la forma y en los tiempos demandados.

“En ese momento, no contábamos con el personal para hacer frente a los requerimientos y desafíos que teníamos desde nuestra área”, explica Marcela Ortiz, gerente legal de la compañía.

La solución: un abogado “on demand”

La empresa optó por contratar el servicio Flexible Legal Talent de Alster, que provee abogados “on demand”, para cumplir con las exigencias en tiempo y forma.

Los resultados: agilidad y profesionalismo

“El principal valor para nosotros fue poder incorporar rápidamente un recurso en el equipo, con la experiencia que necesitábamos, y sin tener que vivir todo el proceso de búsqueda y contratación que en Mercado Libre es bastante largo”, remarca Ortiz.

Otra ventaja que resalta es haber podido incluir al profesional designado en las oficinas de la empresa como un abogado in-house más. Esto, en términos de ejecución, fue muy importante, según Ortiz, porque esta persona pudo conocer a la compañía desde adentro, relacionarse con los clientes internos, entender sus necesidades y darles el soporte que requerían.

Ortiz destaca, además, que mantuvieron en todo momento una comunicación fluida y abierta con el equipo de Alster, para comentar cualquier tema que surgiera del trabajo diario.

“Poder sumar a alguien de forma rápida y a nuestra medida era lo que necesitábamos y lo obtuvimos con Alster”, concluye.

Flexible Legal Talent: Un aliado en los equipos legales de hoy. 

Hoy en día, las empresas tienen muchos frentes que abarcar, debido a las nuevas regulaciones y normativas de cada país, la transformación digital que ha empujado a que todo se acelere y llevemos un ritmo diferente del que se acostumbraba y por supuesto la crisis sanitaria que vivimos actualmente afecta las diferentes dimensiones de desarrollar nuestro trabajo. Los equipos legales no quedan exentos de esta situación. 

Bajo este contexto, las áreas legales se ven envueltas en un nuevo escenario laboral, el cual se traduce a una mayor carga de trabajo, con mayor complejidad, reducción de costos y capacidades que se ven sobrepasadas, esto no sólo sucede a los equipos legales ‘in house’, sino que también es factible que firmas tradicionales de abogados se encuentren con aquellas necesidades y requieran apoyo. 

Para efectos de contribuir a la mejora de los procesos y aumento en la eficiencia, Alster ofrece la solución: Flexible Legal Talent. 

El servicio de Flexible Legal  Talent de Alster  responde a  la necesidad de  headcounts  temporales en gerencias legales, empresas sin equipo legal permanente y/o estudios jurídicos.  Contamos con una  amplia  red de abogados  independientes  a quienes  entregamos competencias, información y acceso a través de nuestra propia plataforma de tecnología KEA, la cual es operada por nuestro equipo interno altamente capacitado y  apoyadas por un Key Account Manager, que velará por el correcto uso de la herramienta y la calidad del servicio en general. 

 

Beneficios de contratar Flexible Legal Talent 

 

  • Estricto proceso de reclutamiento y selección de abogados altamente calificados. 
  • Contamos con exigentes políticas de datos e información, además de sistemas que resguardan los mismos.  
  • Nuestras políticas de conflicto de interés garantizan la confianza de nuestros clientes.  
  • Abogados especialistas disponibles para proyectos temporales.  
  • Key Account Manager (KAM) encargado de hacer seguimiento constante al equipo profesional designado, asegurando la calidad del servicio, pero también la reducción de costos de transacción en aquellos clientes que quieren cambiar de abogados o volver a contratar nuestros servicios.  
  • Modalidad de trabajo y temporalidad 100% ajustada a las necesidades del cliente.  
  • Flexible Legal Talent cuenta con operaciones tanto en Chile como en Perú para su contratación. 

 

Lo invitamos a conocer más de Flexible Legal Talent haciendo click en el siguiente botón: 


Si tiene alguna duda o consulta contáctenos a contacto@18.209.34.37 y con gusto atenderemos sus inquietudes. 

Alster, a new dimensión in legal work 

Transformación digital para la función legal

Alster, inició hoy la serie de webinars denominada “Transformación digital para la función legal”, con la asistencia de más de 250 participantes que disfrutaron de las ponencias de grandes actores del sector legal latinoamericano. El evento estuvo presentado por Andrés Jara, CEO Alster, y moderado por Rafael Mery, Director LATAM en Mirada 360°.

La sesión se caracterizó por su dinamismo y la presentación de ideas radicales para el sector legal, todo en un ambiente 100% virtual demostrando así que es posible generar espacios de valor para toda la comunidad latinoamericana en tiempos como los actuales.

La sesión inició con la exposición de Héctor Roldán, CEO & Founder en Simple Consulting, quien nos invitó a visualizar la velocidad con que se dan los cambios y el rol que tiene la tecnología en esto. Cerró con siete conceptos claves para abordar la transformación digital:

  1. reconocer la existencia de una brecha digital;
  2. la transformación digital es un proceso de múltiples dimensiones;
  3. la velocidad del cambio es exponencial;
  4. disrupción;
  5. estrategia y ejecución;
  6. la cultura como (des)ventaja competitiva, y
  7. liderazgo ambidiestro.

Janet Huerta, Fundadora de Abogado Digital, Academia de Innovación, abordó la transformación digital desde el enfoque de disrupción en la profesión legal. Entregó consejos para abordar los desafíos que impone la tecnología al sector legal e hizo hincapié en que en primer lugar se debe hacer un proceso de autoconocimiento, entender qué talentos y habilidades poseemos y desde ahí ver como la tecnología puede potenciarnos. Presentó además un esquema de la visión integral del abogado digital, donde conjugan la tecnología y  los datos para dar lugar a: Business of law, Law for Business, Law for technology y Technology for Law.

Cerró el ciclo de exposiciones Oscar Montezuma, Director en Niubox Legal, quien expuso sobre los cambios en los modelos de servicios legales. Partió mostrando un mapa de iniciativas new law y legaltech de la región y como estas van tomando fuerzas aunque aún en forma incipiente y conservadora. Predominan los softwares para la gestión de firmas de abogados y solo un 10% de las más de 400 iniciativas recabadas está soportada por inteligencia artificial, blockchain y big data.

El director de Niubox, destacó en su presentación la importancia del propósito como fuente de innovación e indicó que desde este enfoque se debe cuestionar el modelo tradicional basado netamente en rentabilidad, pues estos tienen foco exclusivo en usar las horas para generar rentabiliad pero esas mismas horas son necesarias para iterar procesos de innovación. Finalmente, el expositor hizo un llamado a repensar los modelos de venta de tiempo y animó a los asistentes a diseñar modelos de negocio con propósitos.

Todos los ponentes coincidieron en que el factor fundamental en un proceso de transformación digital e innovación son las personas y que particularmente en el sector legal los abogados son formados para mantener posturas conservadoras, hablar difícil y que esto es contrapuesto a trabajar en equipo y a estar cercano al cliente, por lo que el desafío para la comunidad e industria legal latinoamericana es aún mayor pero a la vez urgente.

Reconociendo esta necesidad es que hemos estructurado la sesión de webinars considerando los ejes: personas, procesos y tecnología. Mañana miércoles 5/08/202 a las 11 horas (UTC -4) tendremos la sesión: Personas | Gestión del cambio, Junto con Marcelo Blechman y Alejandro Goldstein de Olivia Consultoria.

 Puedes inscribirte a través de este link http://18.209.34.37/webinar-personas/

Comunicaciones | Alster 

Innovación en servicios legales ¿Es posible?

En los últimos años, las prioridades estratégicas de las organizaciones han estado enfocadas en la innovación y transformación digital, temas de los que no quedan exentos los departamentos legales debido a que el rubro legal enfrenta movimiento y evolución, pues los clientes externos e internos están cambiando rápidamente.

Los servicios legales tienen que adaptarse para continuar siendo apoyo y soporte dentro de este entorno cambiante, y es la innovación quizás una buena fórmula y metodología para abordar este contexto.

Durante febrero, tuve la fortuna de participar de uno de los eventos más importantes sobre tecnología para la industria legal, como lo es el Legalweek NYC 2020. Tremenda experiencia que me permitió reforzar mi conocimiento y la visión que desde Alster tenemos sobre las oportunidades y desafíos más relevantes que afectan hoy a los profesionales de la información, la tecnología y la gestión del conocimiento en firmas y departamentos legales.

Los diferentes paneles de Legalweek estuvieron enfocados en la innovación para  las áreas legales, pero, en mi experiencia como consultor de gerencias legales, puedo afirmar con certeza que la innovación en el rubro legal es algo complejo, en gran parte, porque la educación y formación de los abogados se sustenta en el control del riesgo, la aversión al mismo y la necesidad de mitigar las desviaciones respecto de potenciales resultados, lo que conlleva, obviamente, a cierta dificultad a la hora de cambiar y, es el cambio, la principal constante de la innovación.

Es un hecho de que no se puede pretender en el mundo actual el prestar un servicio de la misma manera, resolver los asuntos de igual forma o pensar que todo lo que hemos hecho en el pasado debe seguir haciéndose en el presente.

Entonces, hoy la innovación legal es casi una exigencia:

  • Debido a las presiones económicas que surgen desde los clientes internos y externos, hay exigencias de ser más estratégicos y eficientes.
  • La comparación en materia de innovación que ocurre en otros sectores del mercado o áreas de las organizaciones y que deben ser acompañados por el sector legal.
  • La rápida adopción y necesidad de data science y data analytics, como un catalizador que influye en la velocidad con la cual los diferentes sectores están innovando y transformándose digitalmente.
  • El interés de muchos abogados de centrarse en la abogacía de alto nivel y no en tareas mundanas repetitivas que de otro modo podrían ser automatizadas.

Probablemente, una de las reacciones habituales que tengo oportunidad de observar en nuestros clientes es la frustración y temor porque la palabra innovación implica cambios mayores en conductas y acciones. Sin embargo, ¿creen Uds. que la innovación sólo se restringe a grandes pasos?

Quizás, para sorpresa de algunos, la respuesta es: no.

La innovación puede suceder en pequeñas cosas del día a día. Se debe pensar en innovación todo el tiempo, procesos que ejecutamos de forma cotidiana, procedimientos internos o cómo ofrecemos servicios. No es necesariamente encontrar algo nuevo, sino una nueva manera de hacerlo más simple, más rápida o eficiente algo que veníamos haciendo.

Pero ¿Por dónde comenzar a innovar?
  • En primera instancia, es necesario ser conscientes que la innovación es algo que debe y puede surgir de cualquier miembro del departamento legal o firma y no esperar que la innovación sea algo que surja de las personas con perfiles tecnológicos.
  • En segundo lugar, el uso de metodologías ágiles son extremadamente útiles para proyectos de innovación, un ejemplo de ello es el caso del design thinking.
  • Por último, es importante evaluar el tiempo adecuado para innovar y hacer uso de pilotos y pruebas de conceptos.

Según el artículo de Forbes Understanding The Agile Mindset, los profesionales tienen una mentalidad ágil cuando están preocupados y, a veces, obsesionados con innovar y ofrecer un mayor valor para el cliente. Como consecuencia, aquellas organizaciones adquieren la capacidad de adaptarse rápidamente a un mercado que cambia, desarrollando ventajas competitivas que haya sustento en su comportamiento.

Una de las metodologías ágiles que cada día vemos más aplicada para abordar los desafíos legales que enfrentan las organizaciones es el Design Thinking.

Este método es un proceso de resolución de problemas que comienza con la comprensión de las necesidades no satisfechas del cliente. A partir de ese conocimiento, se fusiona con un proceso de innovación que abarca el desarrollo de conceptos, la creación de prototipos y la experimentación.

Cuando Design Thinking es aplicado a las empresas, la tasa de éxito de proyectos de innovación mejora sustancialmente.

Al aplicar Design Thinking abogados y áreas legales pueden, con claridad y dinamismo, definir prioridades, idear, prototipar e implementar nuevas formas de hacer las cosas, equivocándose en ambientes controlados y permitiendo con ello mitigar los riesgos que el cambio implica.

En Alster, hemos tenido la oportunidad de trabajar con prestigiosas empresas en la mejora de sus procesos legales y en cómo dichos procesos pueden ser objeto de transformación digital. En cada uno de esos desafíos buscamos aplicar estos métodos, de forma de asegurar una mejor reacción frente a los cambios y así garantizar el éxito del proyecto.

Por lo mismo, acá algunos tips de lo que lo que hemos aprendido con estas experiencias:

  • Muchos profesionales del derecho toman conocimiento de la relevancia de la innovación y buscan a partir de ello crear valor para sus clientes y empleados, el gran obstáculo es liderar esos procesos y, en ello, el uso de metodologías como la descrita pueden ser de gran utilidad.
  • La innovación legal no se limita a la implementación de nuevas tecnologías; también se trata de adoptar nuevas estrategias y usar metodologías comprobadas de otros sectores.
  • No hay un camino profesional para convertirse en un experto de la innovación legal, la práctica hace al maestro.
  • Seleccionar los procesos críticos y abordar cada uno como un proyecto individual permitirá ser mucho más efectivo.
  • Seleccionado que sea el proceso, , dibujarlo (literalmente) será de gran utilidad, para luego buscar dónde es objeto de modificación.
  • Cuando se haya refinado el , hay que probarlo con clientes modelos. Hacer un piloto que reduzca el riesgo y, solo entonces, con todos los aprendizajes, se puede pensar en automatizar y hacer más eficiente.

Los invito a conocer más sobre nuestros servicios de consultoría legal y transformación digital ingresando a local.alster.law

Por Guillemo Teibo, CIO en Alster Legal

 

 

La experiencia del reto de innovar en el mercado legal

Innovar en el mercado legal por esencia conservador, no ha estado exento de dificultades y ha requerido de motivación, pasión e inspiración. Andrés Jara, CEO de Alster Legal reflexiona acerca de su experiencia a lo largo de estos 4 años liderando una empresa de servicios legales, tomando la bandera y el propósito de transformarla.

“La NASA entregó 69 millones de dólares a SpaceX, una empresa del emprendedor serial Elon Musk, para llevar adelante un programa que sea capaz de desviar meteoros que pudiesen acercarse a la tierra peligrosamente” publicaba la revista Entrepeneur el 16 de abril pasado.

Nada más cercano a la serie Salvation, en donde participa el chileno Santiago Cabrera como Darious Tanz, un gran emprendedor y visionario que ha construido una nave espacial para salvar a la humanidad.

Ambos personajes, uno del mundo real y otro del mundo ficticio, son capaces de inspirar con su visión y demuestran que con perseverancia y pasión, es posible impulsar cambios en industrias dominadas desde hace años por los programas estatales y empresas tradicionales, globales, con gran capacidad financiera, tamaño y experiencia.

¿Qué relación tiene esto con aquellas materias sobre las que habitualmente escribo? Les diría que mucha.

En efecto, como emprendedor en una industria tradicional, dominada por empresas o estudios jurídicos tradicionales que durante años han liderado el mercado de servicios legales y en donde las prácticas y modelos de negocios no han variado en años, claramente me identifico con Musk y Tanz.

Es más, me inspiro por su pasión y empuje en buscar la disrupción de espacios que estaban comúnmente reservados para los que durante años dominaron estas esferas.

Innovar y emprender no es un juego, es una profesión que requiere arduo trabajo, costos personales y emocionales, pero que entrega un resultado gratificante y, que se siente y vive, todos los días.

Ciertamente no soy quién para dar lecciones sobre este tema, hay grandes emprendedores que han recorrido mucho más camino que yo, pero si creo que puedo aportar con algo de la experiencia que ha significado construir una empresa en una industria adversa, conservadora y reticente a los cambios, como lo es la industria de los servicios legales.

Efectivamente, la experiencia de diseñar un modelo de negocios diferente en la industria de servicios legales, apalancado en tecnología y en un entorno extremadamente competitivo, creo que permite transmitir enseñanzas. A continuación, expondré un resumen de los 8 factores que han sido relevantes en nuestro viaje.

1. Aprendizaje permanente.

Lo que hemos aprendido durante estos años de desarrollo de ALSTER es mucho, las equivocaciones han sido múltiples y los desafíos diarios.

Sin embargo, cada minuto invertido en este viaje ha valido la pena. No han sido pocas las barreras con las que nos hemos topado desde el inicio de nuestra empresa, pero tampoco han sido pocas las gratificaciones que hemos tenido en el proceso.

Podemos expresar que el aprendizaje continuo ha sido esencial para sostener el crecimiento y desarrollo de nuestra empresa.

Si ya es extraño hablar de industria de servicios legales, más extraño aún es tomar la bandera y propósito de transformarla.
2. Artesanos versus ingenieros.

Si ya es extraño hablar de industria de servicios legales, más extraño aún es tomar la bandera y propósito de transformarla.

Los abogados durante siglos se han sentido más cercanos a los artesanos que a los ingenieros, y ciertamente, han asimilado su trabajo siempre a obras de arte más que a procesos productivos eficientes.

Hablar de commodities en el mercado legal ha sido siempre mal visto e, incluso, criticado por muchos que estiman que su trabajo no puede ser tildado de tal.

Sin embargo, lo mismo decían los analistas financieros, los médicos, los profesores, los contadores y muchos otros que han visto cómo por medio de la tecnología, sus áreas tradicionales de práctica han mutado a espacios optimizados, con recursos acotados, con clientes que demandan eficiencia y demostración empírica de que sus resultados agregan valor.

Son tales profesiones las que han observado también un cambio radical en la forma en que eran ejecutadas y comercializadas. En la medida que los clientes incorporan habilidades digitales y profesionalizan su administración y modelo de servicio, éstos requieren que sus proveedores se alineen con tal estrategia.

En ese curso, nuestra experiencia es que las capacidades y métodos del ingeniero surten mejores efectos que los del artesano.

3. La voz del cliente

Precisamente, es en el momento en que profundizamos en el entendimiento de las necesidades que nuestros clientes o prospectos manifiestan, cuando surgen oportunidades de negocio y servicio.

El entendimiento del cliente en un mercado como el legal resulta sustancial para el éxito de cualquier modelo de servicios. La cercanía y el feedback permanente han de constituir máximas en aquellas relaciones.

Si somos capaces de construir productos o servicios basados en la voz del cliente, es muy probable que éstos puedan conectarlo con sus necesidades y llevarlo a tomar una decisión favorable de compra.

4. La comunicación como un elemento fundamental de la relación.

Por otro lado, en cualquier modelo de negocios centrado en el cliente, resulta fundamental que los canales de comunicación estén activos. Somos nosotros quienes debemos captar la información, pero no solo eso, sino también procesarla, entenderla, inducir basados en ella y encontrar soluciones apropiadas.

En este mismo sentido, la construcción de modelos mínimo-viables, el pivoteo y la experiencia en el hacer, garantizarán que los productos o servicios puedan satisfacer de mejor forma las necesidades reales.

5. Los errores como fuente de oportunidad.

En nuestro camino hemos aprendido de los errores y también definido que éstos constituyen una base fundamental del crecimiento como empresa. Si nos equivocamos significa que lo intentamos, un primer gran paso.

Luego, si somos capaces de educarnos sobre la base de dichos errores, significa que podemos modificar conductas, servicios y productos, y aspirar a mejorar la calidad y adaptabilidad de nuestra oferta a la demanda.

6. Segmentación como base de la propuesta de valor.

Otro gran aprendizaje ha sido el identificar de forma adecuada la audiencia a la que nuestra propuesta de valor hace sentido.

Un mensaje coherente, con propósito e intención, permite sin duda mejor recepción y, sobre todo, la posibilidad de trabajar con clientes que valoran la doctrina del entendimiento y la compenetración.

Mientras más simbióticos seamos con las expectativas de nuestros clientes, mejores relaciones seremos capaces de construir. Con todo, no debemos olvidar que somos un prestador de servicios más y no un socio del negocio, como muchos en el mercado legal dicen ser.

7. Tecnología y augmentation.

Sin duda, uno de los grandes aciertos, pero también de los grandes desafíos que hemos enfrentado en ALSTER, ha sido la selección de las tecnologías requeridas para garantizar el mejor servicio y experiencia para nuestros clientes.

La tecnología es el sustento de nuestro modelo de negocios y resulta clave para construir la empresa que soñamos y crecer de la forma que pretendemos hacerlo. La incorporación de expertos en la materia ha sido una de las prioridades que ha marcado nuestra agenda estratégica, sin ello no es eficiente ni viable desarrollar el potencial de escalabilidad del negocio.

En nuestra mente, la combinación de escalabilidad e inversión controlada no es factible sin la tecnología adecuada. Romper el paradigma de que un prestador de servicios legales requiere solo abogados como su vector de éxito, estimamos es un error.

Precisamente ello es lo que nos llevó a tener un Chief Information Officer y construir un equipo enfocado en la integración y desarrollo de las mejores tecnologías disponibles en el mercado, sin temerle a la inversión real en ellas.

En este sentido, la palabra “augmentation” me parece apropiada, pues las tecnologías hoy disponibles contribuyen a la productividad, la experiencia del cliente, la transparencia y la certeza en las relaciones comerciales, todos atributos fundamentales para cumplir con el propósito de transformar la industria de servicios legales de Latinoamérica y aumentar las posibilidades de acierto.

8. Equipo, factor crítico de éxito

A lo largo de mi vida profesional he sido testigo del costo que tiene ser un llanero solitario y, especialmente, de trabajar de forma no colaborativa. Esto parte con la formación universitaria de los abogados, con metodologías que no fomentan el trabajo en equipo, sino por el contrario alientan la competitividad y autosuficiencia. Solo hasta esta experiencia pude internalizar realmente la relevancia del equipo como pieza clave del éxito de una organización.

La formación y consolidación del equipo ha sido un gran desafío, sin embargo, reconozco que en la medida que encuentras a las personas correctas, no hay límites en cuanto a todo lo que se puede lograr. Como bien dicen, uno solo puede llegar más rápido, pero en equipo se llega más lejos.

Hoy vivimo en la era del WeQ y no del IQ, como me comentara hace algunos días Allan Urban, un experto en diseño creativo. Lo que se puede lograr con un equipo coordinado, multidisciplinario, responsable y “doer” es formidable y si, sorpresa, en ALSTER no somos muchos abogados.

Finalmente, puedo concluir que las empresas no se crean por arte de magia ni por oportunismo, menos si éstas se insertan en mercados tradicionales. Las empresas se crean con determinación, tiempo, constancia, pasión y humildad. Hoy puedo manifestar con certeza que al ALSTER del mañana, le depara un gran futuro y ello es en gran medida gracias a los elementos que he esbozado en esta nota.

Los invito a ser parte de la historia, como advisors o como audiencia, y ser parte del proceso de transformación del mercado legal latinoamericano.

Andrés Jara | CEO Alster Legal

ajara@18.209.34.37

Aplicación de herramientas tecnológicas simples en Gerencias Legales

 

Este martes 13 de Noviembre se llevó a cabo la última sesión del Legal Forum, espacio que busca generar conversaciones respecto a los desafíos de gestión de los departamentos legales. En esta oportunidad se abordó el caso práctico de digitalización de áreas legales, en colaboración con Microsoft Chile.

La exposición estuvo a cargo de Sebastián Palacios y Pablo Elgueta, ambos miembros del Corporate External and Legal Affairs (CELA) de Microsoft Chile, quienes transmitieron su experiencia en procesos de transformación digital.

Sebastián Palacios dio inicio a la exposición señalando que las gerencias legales no han quedado fuera de la cuarta revolución industrial que ha irrumpido en todas las industrias, y que va más allá de la firma electrónica, exigiendo también automatizar los procesos de contratación y hacerlos más fluidos.

Señaló, que teniendo en cuenta que a una gerencia legal se le exige hacer más con menos y en el menor tiempo posible, la adopción de nuevas tecnologías basadas en el machine learning e inteligencia artificial, permiten optimizar recursos, internalizando mucho trabajo que antes se derivaba a abogados externos, cuidando los presupuestos de manera más eficiente e inclusive permitiendo atender requerimientos sin intervención de abogados.

Agregó que, asimismo, facilita el trabajo colaborativo, remoto y multigeneracional, utilizando herramientas en que todos los miembros de un equipo, incluyendo a clientes internos, pueden aportar e intercambiar ideas, modificar documentos y comunicarse entre sí, liberando recursos para asuntos de mayor especialización o que requieran de una asesoría legal estratégica.

Concluyó, que es indispensable dominar lo digital, tener una forma directa de comunicarnos con nuestros clientes internos y con nuestro equipo, y herramientas que nos permitan manejar riesgos legales y de seguridad porque manejamos la información más confidencial de una empresa.

Por su parte, Pablo Elgueta hizo una demostración de las herramientas tecnológicas utilizadas por la gerencia legal de Microsoft. Así pudimos conocer:

  • Share Point: para generación de sitios del tipo intranet, que permiten trabajar colaborativamente entre áreas incluso en distintas partes del mundo. Facilita la disponibilización de materiales tipo templates, consultas recurrentes, compartir material de capacitación, e inducción y otros. También es útil para generación de contratos y como herramienta self service.
  • OneNote: Cuaderno digital, que se utiliza para crear un repositorio con la información ordenada por pestañas. Se utiliza para compartir estructuras de documentos, cláusulas tipo, información relevante, etc.
  • Forms + Power Bi: Se pueden generar formularios para proveedores externos y hacer resúmenes mediante Power Bi, para tener información para la toma de decisiones o control presupuestario.
  • Flow: plataforma que se conecta con todo el ecosistema interno y con empresas externas como Google, Slack o Twitter. Crea flujos de trabajo automatizados entre aplicaciones como Slack, Twitter o Gmail para obtener notificaciones, sincronizar archivos y recopilar datos.
  • Teams, herramienta de colaboración y comunicación, funciona como Skype y Slack en conjunto.
  • Chatbot: Responde preguntas legales. Para atender a requerimientos legales de consultas más recurrentes de clientes internos.

Todas estas herramientas están disponibles con Office 365, que en general ya se tiene contratado como empresa, por lo que la incorporación o uso es de muy fácil acceso e implementación, incluso para usuarios que no lo han utilizado antes. Inclusive muchas de las aplicaciones citadas anteriormente fueron generadas por los abogados miembros de CELA.

Finalmente, Andrés Jara, CEO de Alster Legal, cerró la sesión concluyendo que la tecnología se ha ido tomando el mundo legal. Señaló que podemos encontrar herramientas tecnológicas que nos ayudan a hacer mejor nuestro trabajo, las que reemplazan las funciones que estamos acostumbrados a hacer, y finalmente, otras que cumplen ambas funciones, entregándonos información que nos permite tomar mejores decisiones y que a la vez, a través de machine learning, reemplazan algunas actividades más rutinarias de los abogados.

Jimena Altuzarra, Coordinadora de Comunicaciones, Alster Legal.

Diario Financiero publica Encuesta de Tecnología y Administración de Gerencias Legales 2017 realizada por Alster Legal